Cuadernos de

Medicina Forense

  Inicio | Presentación | Revista | Cuerpo Editorial | Normas de Publicación Suscripciones | Contacto   

COMENTARIO DE LIBROS

 


MANUAL DE TOXICOLOGÍA.- Klaasen, C.D. y Watkins III, J.B.- McGraw-Hill Interamericana de Editores, S.A. de C.V.- 981 págs.- México DF.- 2001.

 

En realidad este libro es la quinta traducción del ya clásico manual del mismo nombre de Casarett y Doul, con los derechos cedidos desde su primera edición con el subtítulo de La Ciencia Básica de los Tóxicos.


La Toxicología en España sigue siendo más una parte importante de la Medicina Legal que un capítulo de la Medicina Interna, lo que se explica tanto por lo fundacional universalmente reconocido de los trabajos medicolegales de nuestro gran Orfila, como la ausencia en nuestro país de tradición en Toxicología Clínica y en Toxicología Laboral, en esta última con un intento revitalizador hace tres décadas en el que tuvimos personalmente la oportunidad de aportar trabajos e iniciativas.


El hecho de que los libros de Toxicología no se prodiguen y el que los que aparecen vengan por su contenido más especialmente destinados al analista que al interpretador de resultados, hacen muy destacable el valor de este como libro de consulta y como texto de lectura rápida actualizadora de conocimientos toxicológicos. En esta línea resaltamos la iniciación del texto con una introducción histórica, tan poco frecuente en los tratados americanos y junto con ella y conformando una unidad, el desarrollo de conceptos expresados como Principios de Toxicología, Mecanismos de Toxicidad y Valoración de Riesgo, entre los que hemos encontrado detalles de conocimientos imprescindibles, como uniones covalentes, transferencias de electrones, reacción enzimática y neoantígeno y otras para nosotros con carácter de originalidad, como la división de los toxicólogos en descriptivos, mecánicos y reguladores. Estas bases están expuestas con rigor y sencillez, pero con estridencias idiomáticas, algunas por simple inadecuación gramatical (como dosis grande o aspecto fuerte), otras por traducción desafortunada (como órgano blanco en lugar de órgano diana) y otras quizá por un excesivo afán neologista (toxicación y analito, por ejemplo).


Con un gran sentido didáctico se hace una separación de enfoques, distinguiendo por un lado el daño orgánico (respuestas tóxicas) y el potencial patógeno de la sustancia (efectos tóxicos), en el primer caso con una introducción fisiológica de los sistemas vulnerables en la que se ha logrado el máximo resumen con la mayor claridad y en el segundo, con una acertada selección de agentes (plaguicidas, metales, disolventes, vapores y sustancias vegetales y animales) y con otra característica, a nuestro juicio injustificada, consistente en la inclusión de agentes no estrictamente tóxicos (como el asbesto, contaminante que da lugar a una importante y compleja patología, está encuadrado en el amplio capítulo de las Neumoconiosis por exigencias radiológicas y de exploración de alta especialización).


Además de lo anterior, el libro tiene otras tres Unidades dedicadas respectivamente a la Toxicidad no dirigida a órgano (carcinogénesis, toxicología genética y toxicología del desarrollo), a la Toxicología Ambiental (contaminación aérea y toxicología acuática y terrestre) y a las aplicaciones de la Toxicología (de los alimentos, clínica y forense). Lógicamente la Toxicología Forense no cabe en veinte páginas, pero en ellas se lee con interés lo escrito acerca de los pasos del diagnóstico (toma de muestras, análisis e interpretación) y la intervención forense en vigilancia farmacológica.

  

Dragy

 

 

 

 

MANUAL DE PATOLOGÍA FORENSE.- Di Maio, VJM y Dana, SE.- Ediciones Díaz de Santos S.A.- 250 págs.- Madrid.- 2003.

 

Desde hace veinte años conocemos los trabajos de Patología Forense aparecidos en el libro publicado en Texas por Dominick y Vincent Di Maio, que a nuestro modo de ver crearon un nuevo estilo, caracterizado por su espíritu de crítica constructiva y por su limitación a lo estrictamente fundamental, lo que hacía que en muy pocas páginas cupiera un contenido en el que nada faltaba ni sobraba.


Siguiendo la trayectoria de esta Escuela, la aparición en 1998 de un segundo Manual, esta vez escrito por Vincent Di Maio en colaboración con Suzzana Dana, nos dio la oportunidad de traer su Comentario a Cuadernos de Medicina Forense, incluyendo su crítica en el número 18 de la Revista, correspondiente al mes de octubre de 1999, año en que a su vez Vincent publica en solitario su libro sobre heridas por arma de fuego, en el que exhibió tanto sus conocimientos médicos como de armería y balística y que también en razón de su excepcional utilidad y exclusividad de información, su crítica figuró también en la misma sección de esta Revista, concretamente en el número 24, de abril de 2001.


Este que comentamos es la traducción española del Handbook of Forensic Pathology de Vincent J.M. Di Maio y Suzzana E. Dana de 1998. Es una traducción literal, con los mismos párrafos y las mismas figuras, gráficas y tablas, sin ninguna modificación y sin notas del traductor. En lo único que varía es en su formato, algo mayor y sin la encuadernación de lomo en espiral, lo que a nuestro gusto hubiese sido bueno imitarlo también, conservando el carácter de libro de bolsillo para consulta permanente, de auténtico vademécum, como reza la portada de la edición americana. El distinto formato y el añadido en cada caso de un gran guarismo capitular y de un amplio enunciado de cada capítulo casi hasta la mitad de la página, hace que la paginación no coincida en los dos textos a pesar de su igualdad.


No procede por tanto el comentario del libro, porque ya lo hicimos en su día sobre la edición general. Lo que si hacemos es felicitar al Profesor Concheiro y a su equipo de traductores y a la Editorial Díaz de Santos, por haber puesto en manos de los hispanoparlantes un extraordinario medio de trabajo, a lo que añadimos un comentario sobre la presentación de la edición española, en la que disentimos de la opinión sustentada sobre la falta de orientación anatomopatológica a beneficio de los aspectos clínicos y de laboratorio de la Medicina Legal Española y otro sobre nuestra opinión, echando en falta una introducción dedicada por los autores al gran número de lectores de España y de Hispanoamérica que se van a beneficiar de la lectura de este manual.

 

Dragy

Volver

 

© 2010  Cuadernos de Medicina Forense

Diseño Web: Manuel Galván