Cuadernos de

Medicina Forense

  Inicio | Presentación | Revista | Cuerpo Editorial | Normas de Publicación Suscripciones | Contacto   

COMENTARIO DE LIBROS

 


TIME OF DEATH, DECOMPOSITION AND IDENTIFICATION AN ATLAS.- Jay Dix & Michael Graham.- CRC Press. Boca Ratón. Florida (USA).- 112 págs.- 2000.

 

Este volumen, que se anuncia como el primero de una serie de atlas sobre causas de muerte está dedicado a determinación de la data, signos de descomposición cadavérica e identificación. Su coincidencia editorial con un gran Atlas de Medicina Legal del que también es autor Dix, obliga a una comparación que concluye con la suposición de que el libro que ahora comentamos se haya hecho con el fin de presentar un trabajo, por más asequible de mayor difusión, sacrificando el volumen y el color de las fotografías.


A nuestro juicio el resultado ha sido incompleto, pues no solamente algunas imágenes no son excesivamente demostrativas, sino que también otras, aunque sean una mínima parte, son de calidad tan insuficiente como para no resaltar su contenido a primera vista. Esto se ve compensado con lo que es más importante de este trabajo, que consiste en la explicación a pie de foto, partiendo de lo que se expone gráficamente en cada caso hasta la descripción de su base teórica.


El primer capítulo se inicia con una introducción a la que siguen explicaciones sobre el livor, algor y rigor mortis, el estado del contenido gástrico, los análisis químicos y microscópicos, la investigación ambiental (equivalente a nuestro levantamiento), la descomposición, la momificación, la formación de adipocera y la antropofagia (término que utiliza para las lesiones postmortales por insectos y otros depredadores cadavéricos).


Esta parte expositiva está seguida de 117 fotografías y consta de solamente 14 páginas en las que lógicamente solo caben los conceptos imprescindibles, sin citas y sin cifras, pero con el acierto de que nada sobre de lo que está escrito e incluso que algunos puntos destaquen por su originalidad, como el referente al estudio anatomopatológico de las lesiones como ayuda a la determinación de la data de la muerte.


El segundo capítulo, dedicado a la identificación, expone en la mitad de páginas que el precedente, nada menos que la identificación visual, las huellas dactilares, la odontológica y radiográfica, el ADN, las individualidades físicas, las ropas, los restos esqueléticos y las circunstancias de la muerte, a lo que hay que añadir 42 fotografías. De todo ello, aunque parezca de lo más elemental, lo que nos ha parecido de interés práctico es hacer la distinción en todo caso de la identificación positiva o solo por presunción.


El último capítulo está dedicado a la redacción de tres ejemplos de casos difíciles en los que se habla de premoriencia, de coartadas y de hallazgos por exclusión en catástrofe aérea, que vemos como un recuerdo actualizado de los primeros tiempos de la Medicina Legal.

 

Dragy

 

 

 

 

LOS HUESOS HUMANOS. Manipulación y alteraciones.- MC. Botella, I. Alemán y SA. Jiménez.- Ediciones Bellaterra.- 229 págs.- Barcelona.- 2000.

 

La Antropología Forense, por la especialización que requiere y por lo infrecuente de su aplicación en el normal ejercicio de la Medicina Legal, hace que sea una subespecialidad relegada del interés general. Por esta razón debe recibirse con interés cuanta información se haga asequible, lo que en este caso se consigue de la mano del grupo de antropólogos físicos de la Universidad de Granada, algunos de los cuales aportan aparte de su experiencia en Europa, los conocimientos aprendidos en largas estancias en los dos principales Institutos Antropológicos de México.


El libro reúne muchos méritos, siendo el primero el haber conseguido una difícil amenidad y otros el haber reunido una magnífica colección fotográfica destacando variedad, calidad de imagen y cantidad. Otra parte de su atractivo reside en no haberse limitado a una visión concentrada sobre características y medidas de unos determinados restos esqueléticos, sino haber sabido retroceder en la Historia, con una base importante en la pintura roja y negra de los indígenas tlacuilos en los llamados códices prehispánicos y en las observaciones de los evangelizadores de la Conquista, muy especialmente de lo escrito por Fray Bernardino de Sahagún y asimismo descender a la actualidad en reproducciones manipulativas en autopsias en lo que los autores reconocen la ayuda prestada por la Forense de Granada E.M. Cabrerizo.


La obra está dividida en dos partes muy distintas, señaladas en el subtítulo, que se refieren a los efectos de la mano del hombre y en las alteraciones en las que por no ser de este origen los autores las denominan como no antrópicas.


La primera parte es la más extensa, la más original y sin duda ninguna la de verdadero interés medicoforense. Casi dos tercios del texto está dedicado a esto, clasificando en diversos capítulos los cortes y marcas (desollamiento, desarticulación, descarnamiento y raspado), fracturas (haciendo la salvedad que las de hueso seco pueden ser producidas sin intervención de la mano del hombre), arrancamientos, mordeduras (también por animales), cocción y por último, empleo utilitario de huesos humanos. Todo esto está relatado con sus distintas formas y con la deducción de su intencionalidad, lo que traslada a consideraciones culturales en las que se encuadraban costumbres antropofágicas.


La segunda parte, para nosotros de interés solamente cultural, trata de los factores, que son llamados Tafonómicos y diagenéticos, en los que describe separadamente los elementos inorgánicos (depósitos cálcicos, alteraciones por causas químicas, cambios de coloración y efectos de la intemperie) y agentes inorgánicos (raíces y hongos).

 

Dragy

Volver

 

© 2010  Cuadernos de Medicina Forense

Diseño Web: Manuel Galván