Cuadernos de

Medicina Forense

  Inicio | Presentación | Revista | Cuerpo Editorial | Normas de Publicación Suscripciones | Contacto   

COMENTARIO DE LIBROS

 


¿QUÉ DICE EL FORENSE?.-Fernando A. Verdú Pascual.-Editorial Primolibro.-147 pags.-Valencia.-1999.

 

Este libro, al que el autor llama opúsculo y que está subtitulado como "una curiosa sinopsis de ciertas quisicosas, peculiaridades y técnicas de la Medicina Legal y Forense", merece un largo comentario, por ser un trabajo del que no conocemos precedentes y por ocupar por la misma razón un hueco existente en todo lo que hasta ahora se lleva escrito sobre la especialidad. Esta originalidad se basa en un estilo desenfadado, irónico, ingenioso y, sin lugar a dudas, divertido, lo que cumple con gran acierto el fin propuesto de ilustrar en materia medicolegal a los que estando próximo a ella en los ámbitos médico y jurídico tengan una visión incompleta e incluso equivocada. Pero está muy lejos de lo que pudiera parecer un ejercicio de frivolidad y buena prueba de ello es que para los que estamos obligados a conocer la Medicina Legal, no hay ningún momento en que se pierda interés por su lectura.


El cómo se ha conseguido tiene a nuestro juicio la explicación de que lo básico en el texto es la trivialización. Para trivializar hace falta un soporte tan sólido de conocimientos que la permita, y la trivialización ha sido siempre un formidable instrumento didáctico; a partir de cuyos dos asertos se reafirma respectivamente el nivel alcanzado por la Especialidad en su actual madurez y la calidad de maestro del autor.


La originalidad, que como valor aislado no tiene significación, se acompaña en este libro de otros méritos fundamentales como son la concisión, la claridad en la exposición, el orden del relato y la brevedad; con todo lo cual se ha compuesto un texto homogéneo que sucesivamente se detiene en las cuestiones fundamentales de diagnóstico, data, identificación, causa, etiología y exhumación.


Otros puntos hay que destacar, siendo el primero el que prácticamente se haya elegido casi con exclusividad la Tanatología dentro de todo el marco de la Medicina Legal, para nosotros único campo que se presta a este tipo de divulgación. También consideramos acertado el hacer referencias puntuales a los términos en que suele expresarse el vulgo y la prensa como parámetros comparativos. Pero lo que más queremos resaltar es la precisión a la hora de definir, de lo que puede servir como ejemplo la reacción adversa a drogas, que se explica en muy pocas palabras con perfecta claridad y sin recurrir al para nosotros desechable término de sobredosis.


Consideramos también muy oportuno lo que el Autor llama única conclusión, en la que vemos por un lado la insistencia en llamar la atención de las limitaciones de la Medicina Legal y, por otro, el contrapunto de la grandeza de la Especialidad vista desde un breve resumen de la Historia de la Medicina.

 

Dragy

 

 

 

 

ACCIDENTES DE TRÁFICO: EL DIA DESPUÉS.- II Jornadas Mapfre sobre Medicina y Seguridad Vial.- Colección Cuadernos de Seguridad Vial.- 250 pags.- Madrid.-1999.

 

Estas segundas jornadas Mapfre, centradas casi monográficamente sobre la prevención terciaria, no son para los médicos forenses excesivamente interesantes porque los puntos sobre prevención y los que también se tocan sobre rehabilitación y reintegración en las tres mesas redondas, caen fuera de la Medicina Legal. Pero como toda lectura tiene su aprovechamiento, el de este libro consiste en la mejor situación que se logra viendo otros campos para afinar en el propio diario de la valoración médica del daño.


De la primera Mesa Redonda nos ha interesado especialmente las distintas fases según autores de la reacción ante la discapacidad, la visión de la secuela como un hecho dinámico en lo relativo a su proyección familiar, laboral y social, y la recomendación de la información continuada desde el equipo quirúrgico asistencial. En otro orden de cosas no encontramos acertado el término de negociación, cuando se refiere a la relación del sistema familiar con el Médico Forense, y no entendemos como en una figura se representan las repercusiones sociales y laborales respectivamente en distintas áreas corticales.


De la Segunda Mesa hemos recogido la significación estadística de la repercusión económica de los accidentes como de gran utilidad a la hora de puntuar en casos concretos, según el baremo del que parte se incluye en el texto. La Tercera Mesa puede servir para leer ordenadamente puntos no demasiado tratados, como barreras arquitectónicas, deporte y sexualidad referente a los traumatizados craneoencefálicos y medulares, de lo que no se puede prescindir al querer ser exhaustivos al valorar.
 

 

Dragy

Volver

 

© 2010  Cuadernos de Medicina Forense

Diseño Web: Manuel Galván