Cuadernos de

Medicina Forense

  Inicio | Presentación | Revista | Cuerpo Editorial | Normas de Publicación Suscripciones | Contacto   

Cuad Med Forense 2008; 1:19-23


Fisiopatología de la muerte por sumersión.

 


M. Molina Arias de Saavedra y Mª Dolores Jiménez Ramos


 

RESUMEN

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define como ahogado a aquella persona que muere por falta de respiración, especialmente en el agua. El concepto médico legal amplía la definición al asignar a cada forma de muerte por falta de respiración un concepto distinto y concretamente al ahogamiento en el agua lo denomina "sumersión". Ésta puede definirse como aquella muerte que se produce por perder la respiración bajo el agua o por respirar bajo ella, definición en la que parecen vislumbrarse los dos mecanismos fisiopatológicos que nos van a definir este tipo de muerte.


Si tenemos en cuenta que ahogado implica la existencia de muerte, es preciso otro término que pueda englobar a aquellos pacientes que, tras sufrir un accidente por sumersión, son reanimados de un modo correcto y sobreviven al hecho. A este tipo de pacientes se les ha llamado "semi-ahogados", concepto que viene recogido en la Nomenclatura Standard de Traumas Atléticos, de la American Medical Association. No obstante, es bien manifiesto que el término ahogado ha sido generalizado en su empleo para designar toda asfixia por sumersión, generalización que puede tener un fundamento práctico basado en el tratamiento del mismo, es decir, que todo aquel que presente signos de asfixia por sumersión debe ser considerado ahogado y susceptible de recuperación cardiopulmonar, independientemente de cual haya sido la causa que ha motivado dicha asfixia.

 

Volver

 

© 2010  Cuadernos de Medicina Forense

Diseño Web: Manuel Galván